La Legión en los orígenes del Fascismo español.

Por Álvaro González Díaz¹.

La creación de la Legión, como una evolución de la Unidad Militar Española, tendrá gran importancia para el fascismo y luego para la caída de la II República española siendo un pilar básico para el Franquismo.

El fascismo supuso un fenómeno que se implantó en Europa durante los años 20 y 30 del pasado siglo y que en España, sin embargo, como tal no llegó a cuajar, pero que el elemento militar y reaccionario estará presente siempre. Como mostraré más adelante en el desarrollo del trabajo la Legión Española tuvo mucho que ver con ese fascismo primitivo que se estaba fraguando Europa y que en España era más bien un movimiento de la derecha más reaccionaria, sin bases ideológicas pero con gran militarismo, imperante durante todo el siglo XIX y XX en España. La legión, sin duda, es ese militarismo autoritario y conservador que refleja los síntomas de la sociedad española de principios del siglo XX que desembocará en dos dictaduras largas, con un breve periodo de Republica y Guerra Civil entre medias de las dictaduras.

Habría que hablar, en un primer momento, de esa diversidad de intereses entre la oficialidad de una nueva unidad militar, la Legión, y, así mismo, grupos de intereses políticos y económicos, con el eco permanente de la derrota militar en Annual en el verano de 1921.

Las características de esa unidad de infantería de choque, como forma de combate legionaria, al estilo de los viejos tercios españoles, conducen a un sector de la derecha autoritaria, como los mauristas y nacionalistas o antiliberales, quizá asombrada por la toma de poder del fascismo y la forma en que este ha acabado con la izquierda en Italia, a su exaltación y mitificación. El fascismo, será por tanto, el ejemplo a seguir por la derecha española que en esta época se va radicalizando más. Sera este pensamiento autoritario y conservador el que conduce a los jefes de la Legión, sobre todo a Millán Astray, a idealizar la legión al estilo de milicias heroicas, al estilo italiano.

franco-y-millan-astray-1926-foto-bartolome-ros1
A la izquierda, el dictador Francisco Franco y a su derecha, Millán Astray, el fundador de la Legión.

Así, esa unidad, ahora en esta época se presenta para paliar la crisis militar que atravesaba España en Marruecos. La legión se impondrá como el modelo perfecto para la guerra, presentando los valores de honor, valentía y muerte en combate pero nunca tendrán como opción la vuelta atrás en la lucha. Por lo tanto, será la legión la encargada de culminar con éxito la campaña en Marruecos y, con ello, que España pueda proceder a la explotación económica del territorio, soñado y afirmado abiertamente por los burgueses y capitalistas de España en esta época.

Por otro lado, en los estatutos fundacionales de la Legión, al igual que pasará con la Falange Española (un modelo muy presente para los soldados que la componen), será
fundamental el culto a la muerte, serán una unidad sin temor a la muerte, un cuerpo aguerrido que debe ganar a toda costa. Esto último será una pretensión en la rebelión militar de julio de 1936, cuando lo aguerrido y el culto a la muerte se pondrán a la orden del día, fundamental para la conquista de la calle y forzar al gobierno a un cambio de régimen hacia lo autoritario.

La Legión desde su nacimiento estaba encaminada a ser un cuerpo militar que crearía tensiones tanto con los demás militares como con el gobierno y la opinión pública. Como cuerpo de choque su efectividad fue completa, como ya he mencionado, por su mentalidad, así acabarían sofocando diversas insurrecciones durante la república o en la década de los 20, durante la dictadura de Primo de Rivera, en la que lograrán la victoria en Alhucemas (junto a la ayuda prestada y fundamental de Francia). Sin embargo, también fue un potencial eficaz y necesario en la sublevación contra la II República Española, aquí, por el contrario, no lo evitaron sino que se sumaron a los rebeldes.

En el siglo XX la Legión era una unidad nueva pero pronto fue adquiriendo experiencia, en la Guerra de Marruecos sobre todo. Experiencia que, sumada, al apoyo de la derecha autoritaria fue fraguando ese carácter rudo y antiliberal así como profundamente nacionalista que llenó la legión. Será esta visión de la humillación española en las guerras, que últimamente era un hecho real, sumado todo ello a la crisis política, el descrédito del sistema en los últimos años de la Restauración, el odio hacia los partidos políticos y el contexto internacional el que hace que la legión sea un referente para el fascismo español, encarnado como tal en Falange Española y en las JONS. La Legión será un ejemplo a seguir por las milicias fascistas españolas, ya que era el único cuerpo militar que encarnaba la visión autoritaria del Estado, la valentía, el amor a la patria y el odio a los partidos parlamentarios.


¹ Álvaro González Díaz.  Investigador, historiador y escritor freelance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s