Editorial. Europa en elecciones, entre abismos y abisales.

Editorial¹.

La Unión Europea se enfrenta en comunión a un momento clave en su proceso de integración y supervivencia, las elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo.

En su interior, existen Estados donde los liderazgos fuertes y las políticas autoritarias han tomado el poder y generado un clamor internacional, como el partido Ley y Justicia en Polonia u Orban en Hungría. Esta escalera hacia las tinieblas también tiene lugar en Italia, con Salvini, Francia, con Le Pen y España, con Vox.

¿Serán capaces las derechas extremas de coaligarse para tomar Europa?

El internacionalismo siempre ha sido de izquierdas, parece resonar en el eco popular, mientras se suceden numerosos gestos y reuniones informales entre los dirigentes de estas formaciones. Los cordones sanitarios, las fuentes de financiación y el populismo encuentran una falla crítica el próximo 26 de mayo.

Las elecciones europeas son entendidas por los ciudadanos como unas elecciones de menor importancia, alejada de los asuntos públicos cotidianos, con poca “miga”, según los expertos. Pero estas elecciones pueden tener una trascendencia vital para la comunidad de Estados europeos.

El Brexit no es el único problema que enfrenta a los países de la unión. Otros asuntos geoestratégicos amenazan su supervivencia y estabilidad, como las amenazas del trumpismo en materia de seguridad y defensa y política arancelaria; los Altos del Golán; la Nueva Ruta de la Seda china, con Italia como caballo de Troya sino-europeo, las zonas grises de Europa del Este y un largo etcétera

resumen-prensa-elecciones-ue-2019

A la Unión Europea se le ha criticado por acción y omisión, por contundencia y por pasividad y por plural y antipopular. Lo cierto es que la Unión Europea es un “rara avis” en el tablero actual. Una comunidad amenazada desde sus propias fuerzas políticas internas y por los incontables proxyes que existen y aparecerán en el futuro, desde las potencias hasta las crisis, como la económica o la migratoria en el mar Mediterráneo.

Amenazada por su propia estructura burocrática compleja y reforzada; y su proteccionismo económico. Pero también como potencia, comunicadora o transformadora del entorno y las regiones próximas, económica y militar, bisagra que recoge a una cara de la moneda mundial.

Lo importante aquí es el “modus vivendi” que se ha construido en Europa, con sus mas y sus menos. Una forma de coexistir distinta y construida durante siglos de guerras y acuerdos que ahora puede descomponerse, como otras tantas estructuras anquilosadas en el tiempo o como una plataforma benévola pero frágil ante los tiempos del cólera.

Europa, entre abismos y abisales, desde el primero de sus días, alejándose de ese idealismo paneuropeísta de Schumman, hasta el último. Porque no sabremos si vendrá de frente, como una muerte anunciada a través de la economía y la geopolítica; o si se entonará el inesperado: “Tú también, Bruto“.


Fdo. La Gaceta de los Miserables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s